Convencionales de la UCR piden que se integre un nuevo frente electoral

Política 26 de mayo de 2019
Proponen una tercera vía, la opción que sin nombrarlo, apunta a respaldar a Roberto Lavagna
lavagna.jpg_541755376

Más de setenta convencionales de la Unión Cívica Radical reclamaron que el partido respalde una fórmula presidencial por fuera de la alianza Cambiemos, en abierto desafío a los dirigentes que respaldan la continuidad en la alianza de Gobierno.

"El camino deberá ser la creación de un nuevo frente electoral y programático, que integre, en un proyecto a la altura de las circunstancias, a todos los actores sociales y políticos capaces de confluir en los acuerdos mínimos para salir de la emergencia y poner a la Argentina en el camino del crecimiento y el desarrollo", señalaron.

Entre los firmantes de la carta abierta se encuentran reconocidos dirigentes como Jorge Sappia -además, presidente de la Convención- Leandro Illia, Raúl Borrás, César Martucci, Carlos Fascendini, Lucía Alberti e Inés Halm.

La Convención Nacional de la UCR se reunirá hoy en Costa Salguero para definir la política de alianzas electorales, en una definición que enfrentará a quienes quieren continuar dentro de la coalición Cambiemos y respaldar al candidato del macrismo, y quienes postulan que deben abocarse a otra opción, que significa acompañar a Roberto Lavagna. En esta última tesitura están por ejemplo Federico Storani y Juan Manuel Casella, que no son convencionales.

En la carta abierta, los convencionales críticos de Cambiemos sostuvieron que el espíritu de hace cuatro años, cuando en la Convención de Gualeguaychú se decidió respaldar a Mauricio Macri, era "facilitar una alternativa electoral capaz de garantizar una alternancia que evitara la consolidación de un modelo desapegado de formas de comportamiento republicano y de una extrema laxitud moral en el manejo de los asuntos públicos"

"La persistencia de los riesgos republicanos aludidos, y el deterioro, después de casi cuatro años de gestión, de los principales indicadores sociales, así como la fragilidad de la economía, hacen necesaria una nueva evaluación de la situación y reexaminar la decisión partidaria", indicaron.

Y para que quede claro el respaldo a la tercera opción, indicaron que "la mayoría de la sociedad argentina no quiere reproducir la experiencia vivida hasta diciembre del 2015 ni continuar por el camino iniciado desde entonces. Es que también este último se ha revelado incapaz de resolver sus demandas y, además, ha contribuido a sostener una polarización que conspira contra la posibilidad de acuerdos imprescindibles".

Fuente: BAE Negocios