Arrasó Schiaretti y asestó duro golpe al Gobierno, cada vez más envuelto en interrogantes

Elecciones 2019 13 de mayo de 2019
Se impuso con amplitud en las elecciones para gobernador de Córdoba, con una gran diferencia sobre el candidato del Gobierno nacional, Mario Negri. La UCR perdió la intendencia de la capital.
Schiaretti

Juan Schiaretti arrasó en las elecciones de este domingo en la provincia de Córdoba, y no sólo seguirá siendo el gobernador, sino que la victoria contundente tiene muchas aristas, tanto para el peronismo como para el gobierno nacional, que apostó fuerte a la candidatura del diputado Mario Negri, que fue segundo

En tercer lugar quedó el actual intendente de la ciudad capital, Ramón Mestre, que compitió con la boleta de la UCR. Para el frente oficialista Hacemos por Córdoba, la alegría es completa, porque además del triunfo de Schiaretti el espacio se quedó con la intendencia tras el triunfo de Martín Llaryora. 

Schiaretti obtuvo la reelección aplicando una paliza electoral al frente Córdoba Cambia, cuyo principal fue Mario Negri, el elegido de la Casa Rosada para competir por la tercera provincia en cantidad de electores del país detrás de Buenos Aires y la Capital Federal. 

Como se sabe, la interna desarmó Cambiemos en la provincia mediterránea, y Negri y Ramón Mestre dividieron votos. El actual intendente de la capital provincial compitió con la boleta de la Unión Cívica Radical y quedó tercero. De todos modos, ni aún sumados los votos de Córdoba Cambia y la UCR alcanzan el caudal electoral de Schiaretti, que sacó más del doble de los sufragios que la suma de todos los opositores.

El triunfo del gobernador peronista lo ubica ahora como uno de las principales figuras de Alternativa Federal, y hasta se asegura que Schiaretti, si quisiera, podría también entrar a competir en la carrera presidencial. Más allá de esta especulación, el mandatario cordobés toma una centralidad que puede ser clave para ordenar al tercer espacio en disputa con chances de quedarse con el sillón de Rivadavia. 

Por otra parte, la derrota en la capital provincial es un durísimo golpe para la UCR, que con este escenario se encamina a una Convención Nacional clave el próximo 27 de mayo en Parque Norte. Los que quieren dejar Cambiemos empiezan a encontrar cada vez más argumentos para deshacer la alianza gobernante.

Córdoba es el golpe electoral más duro en lo que va del año para la Casa Rosada, además de constituir la séptima derrota consecutiva para los candidatos apoyados desde el gobierno nacional. 

Córdoba fue, en 2015 y 2017, clave para que Cambiemos se quedara con los triunfos nacionales. la diferencia en esa provincia le permitió a Mauricio Macri vencer a Daniel Scioli en el balotaje presidencial, además de haber sido el territorio provincial donde Macri cosechó la mayor distancia en la primera vuelta de aquel año. También en las legislativas de medio término Cambiemos obtuvo en Córdoba un caudal electoral impresionante que ayudó para que el oficialismo mostrara una victoria a nivel país.

Este revés para la Rosada volverá a poner en discusión la búsqueda de reelección de Macri, además de profundizar las diferencias internas entre el ala política de Cambiemos y la manera de encarar los procesos electorales de Marcos Peña y Jaime Durán Barba, quienes pese a los sucesivos fracasos de este 2019 siguen marcando el ritmo de las decisiones electorales.

Fuente: La Tecla

Boletín de noticias