Comercio: supermercados y cadenas de electrodomésticos se niegan a pagar paritaria

Economía 29 de noviembre de 2018
Los dos grandes empleadores del sector argumentaron que la caída de las ventas les impide afrontar el 20% adicional que firmaron las cámaras empresarias y el gremio. Se resquebraja la negociación colectiva.
electrodomésticos

Horas después de haber cerrado la extensión de la negociación paritaria entre el sindicato de Comercio y las cámaras empresarias, los principales ejecutivos de compañías del sector ya advierten que no podrán afrontar el pago de ese adicional salarial a sus empleados por la crisis económica y las caídas de ventas.

Concretamente son los grandes supermercados y las cadenas de electrodomésticos, quienes amenazan con desconocer el convenio firmado entre las tres cámaras y el gremio, que implica un 20% de aumento salarial a pagar en tramos desde febrero hasta abril.

La queja empresaria no es menor: se trata de los dos grandes empleadores de la actividad.

Desde el rubro electrodomésticos apuntaron contra la Cámara Argentina de Comercio: aseguran que actuaron “a espadas de los asociados. Las ventas cayeron un 50%, no podemos afrontar en este contexto la suba paritaria que se firmó”, afirman fuentes ejecutivas.

De acuerdo al último informe que publicó el Indec esta semana sobre el sector electrodomésticos, en septiembre las ventas cayeron (a precios corrientes) 1,8%, lo cual significa que agregándole el efecto de la inflación la caída real supera el 40%. En el tercer trimestre de este año, luego de números positivos en los dos primeros, la facturación tuvo también una merma en términos reales cercano al 35%.

Otro sector que salió a advertir sus dificultades para pagar la paritaria en este contexto es el de supermercados. Fuentes de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) afirmaron que tampoco podrán afrontarlo: “Las ventas están en rojo”.

Esta semana el organismo estadístico también dio a conocer datos de la actividad en los supermercados. La información oficial ya refleja tres meses consecutivos de declive en la facturación. En septiembre la caída fue la más alta del año, con 7,9%.

Fuente: Infogremiales