Salario real caerá 6% en 2018 y la peor parte la llevarán los empleados estatales

Economía 10 de septiembre de 2018
Según Ecolatina, la pérdida en los cuatro años de la Presidencia de Macri llegará al 9%. La consultora prevé que en la segunda mitad de 2019 podría haber una mejora, en la medida que se reduzca la inflación y no haya una nueva disparada en la cotización del dólar.
images

El salario real terminará 2018 con una caída promedio del 6%, con una profudización del retroceso en el segundo semestre y un descenso mayor entre los empleados públicos que entre los privados, de acuerdo con la proyección dada a conocer hoy por Ecolatina.

La consultora prevé que en la segunda mitad de 2019 podría haber una mejora, en la medida que se reduzca la inflación y no haya una nueva disparada en la cotización del dólar, de tal manera que en los cuatro años que van desde las elecciones de 2015 hasta fines del año próximo la caída del salario real llegaría al 9%.

En el primer semestre de 2018, “el salario real de la economía se redujo en promedio 1% interanual”, debido a la caída del 1% de empleados privados registrados y de 2,4% en los trabajadores del sector público, indicó Ecolatina, que agregó que la importante suba del 5,7% en el último trimestre de 2017 permitió a los trabajadores no registrados cerrar un mal primer semestre con una suba del 1%.

“El salto de 35% del tipo de cambio en agosto va a acelerar la inflación en lo que resta del año, reforzando el reclamo de reapertura de paritarias de los trabajadores para evitar que sus ingresos queden muy rezagados frente a alza de precios”, destacó el informe, aunque se advirtió que “la profundización de la recesión moderará la demanda de ajuste salarial de los trabajadores privados (registrados e informales) producto de un creciente temor al desempleo”.

Asimismo, “el endurecimiento de la meta fiscal (que llegaría al equilibrio primario en 2019) y la transferencia varios gastos a provincias y municipios acotan significativamente el margen de negociación de los empleados públicos”, se indicó.

La reapertura de paritarias evitará una mayor caída del salario real, ya que sin ese instrumento “podría perder caer en promedio más de 12% en el segundo semestre”, algo que afectaría el consumo interno y además “acrecentaría la conflictividad social y minaría la imagen pública del gobierno”, que de esta forma contaría un “incentivo” para reabrir las negociaciones.

De todas formas, Ecolatina precisó que “la contracción del salario real sería igualmente significativa”, ya que aun con esa reapertura “el salario real de los trabajadores formales caería en promedio 10% interanual durante la segunda mitad de 2018”.

En consecuencia para todo el año habría una caída del 6% en el salario real registrado, promedio de los descensos del 8% en el sector público y del 4,5% en el privado, en tanto los informales “sufrirán en mayor medida la recesión” que “destruirá puestos de trabajo limitando sensiblemente su poder de negociación”, señaló la consultora.

Fuente: Agencia NP