Analistas piden reformas laborales e impositivas de fondo

Economía 16 de octubre
Para Bein, Sica y Levy Yeyati, son determinantes para el desarrollo; prevén un crecimiento de 3% a 5% el año próximo.
2286198

Tres economistas juntos pueden discutir horas. Pero esta vez no fue así. Miguel Bein, Dante Sica y Eduardo Levy Yeyati coincidieron en una premisa: la tarea para encaminar el país al crecimiento requiere de muchas más cosas que medidas económicas. Hubo algunas diferencias, pero más bien sobre formas más que por el fondo.

Más allá de la inflación, la inversión y la lucha contra la pobreza, se habló mucho de la necesidad de reformas estructurales en cuestiones impositivas, laborales y regulatorias. Se las denominó "determinantes" como para lograr el desarrollo. En su caso, pronosticaron, el país permanecerá en esa línea de crecimiento medio que no genera mejoras importantes en la parte más vulnerable del tejido social. Fue ayer a la tarde en un panel del 52° Coloquio de IDEA moderado por José Del Río, Adscripto a la Secretaría General del diario LA NACION, donde los tres economistas repasaron números y tendencias.

Un relajado Bein, titular del Estudio Bein, alejado de aquellas palabras más medidas que lo caracterizaron cuando era el principal asesor del ex candidato Daniel Scioli, fue el que inició el debate. "La Argentina tiene una tasa de inversión de 16% en relación al PBI y tiene una tasa de 32% de pobreza. Para lograr que la pobreza baje al 16% hay que dar vuelta esos números y tener una inversión de 32 por ciento. La pobreza no la baja el Papa ni los planes sociales. La baja la inversión, el crecimiento, el trabajo y la generación de riqueza".

Luego le tocó a Levy Yeyati. "Necesitamos una reformulación del contrato entre Gobierno y empresarios". Dijo que se transita por una media de crecimiento que tiene a la Argentina estancada y que son necesarias reformas estructurales en temas tributarios y laborales. Sus palabras dieron vueltas sobre algunas opciones que tiene el Gobierno en estos tiempos. "Se escucha en la Argentina que no se quiere tomar deuda, pero se quejan del déficit fiscal y, además, nadie está dispuesto subir los impuestos. Pues hay que elegir dos de ellas, no hay otra opción. Hay una suerte de contradicción ya que se critica mucho el cortoplacismo pero de una manera u otro, lo abrazamos todos".

Sica, economista de la consultora Abeceb, habló sobre la inflación. "El programa inflacionario es consistente. Estamos en un programa de metas que será la pauta de estabilización a mediano plazo. Pero hay que saber que para volver a una inflación de un dígito vamos a tardar dos o tres años", comentó. Justamente la inflación estuvo en boca de los tres. Levy Yeyati rescató el trabajo del actual equipo del Banco Central. "La inflación núcleo es de 1,5%, por lo tanto, ya se llegó a la meta que se habían fijado. Con ese equipo al frente del BCRA, la inflación va a bajar. Va a estar en esos niveles y esto es una señal importante del éxito del BCRA". Por ese andarivel también circuló Bein. "Las encuestas no mienten y de ellas surge que ya ha dejado de ser la principal preocupación de la gente. Creemos que está en torno al 20 por ciento", dijo. Todos coincidieron en que en 2017 habrá crecimiento, entre 3 y 5%.

Y entonces sí llegaron al punto de las grandes reformas. La primera que se tocó es la impositiva. "Por cada 100 pesos que gana un trabajador se imputan 200. Eso no puede seguir así", ejemplificó Levy Yeyati. Allí sí llegaron algunas diferencias. El también profesor de la Universidad Di Tella (UTDT) se atajó. "Acá quedo solo, pero yo estoy de acuerdo con que se mantenga el impuesto a las ganancias. El problema es que las escalas están atrasadas pero hay bastante evidencia de que este impuesto es el más progresivo que se puede hacer", dijo al ser preguntado sobre cuál era la opinión sobre la iniciativa de llevar la alícuota más alta a 45%.

Bein recogió el guante. "Yo estoy de acuerdo con que se pague ese porcentaje, pero en sueldos de 400.000 pesos. Pero es una barbaridad que se aplique a sueldos de 80.000 pesos", sostuvo. Sica tomó la palabra: "El problema no es Ganancias, sino la inflación que distorsiona el impuesto".

La infraestructura y la mejora de los costos logísticos también pasó por la mesa. Y luego aterrizaron en la problemática laboral. Fue un intento de hablar de flexibilización sin querer nombrarla. "Actualizar el esquema laboral es una batalla que hay que empezar a dar", dijo Levy Yeyati. Y Bein tomó el guante. "No es una batalla, es una guerra", exclamó.

Fuente: La Nacion

Te puede interesar