ANSES evalúa vender sus acciones de Petrobras, Pampa Energía, Clarín y Solvay

Economía 02 de octubre
El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de ANSES está conformado por los activos que estaban en manos de las ex AFJP, principalmente acciones y títulos públicos, por unos 54.000 millones de dólares.
FileAccessHandler

ANSES evalúa la posibilidad de participar en las Ofertas Públicas de Adquisición (OPA) que abrieron las compañías en donde tiene participación, por lo que podría desprenderse de las acciones de Pampa Energía, Telecom, Solvay Indupa y Clarín, en caso de considerar que el precio ofrecido en esa operación es conveniente.

Se trata de empresas que están en proceso de cambio de dueños y que al momento de concretarse ese proceso tienen la obligación de ofrecer al público la posibilidad de desprenderse voluntariamente de sus activos.

Cuando los fondos de pensión fueron expropiados, el Estado pasó a administrar el 30% del banco Macro, el 25% de Telecom, el 21% de Mirgor y el 9% del grupo Clarín, por nombrar sólo algunas de una larga lista equivalente a un tercio del total de las acciones que cotizan en bolsa.

En el Ejecutivo niegan que vayan a salir a vender sus participaciones, pese a los rumores que hubo al respecto y que la ley de pago a jubilados habilita a hacerlo para cumplir con los aumento de haberes y saldar las deudas previsionales. “No es una medida que vayamos a tomar, porque además es muy complicado de hacer”, repiten en la Rosada.

“En estos meses incluso compramos acciones de YPF”, puntualizaron. Sin embargo, fuentes consultadas por BAE Negocios reconocieron que están trabajando en las OPA que fueron abiertas en los últimos meses, lo que no implica una salida masiva de esas participaciones pero sí en algunos casos eventuales mediante mecanismos propios del mercado financiero.

Una de ellas es la de Petrobras, que compró Pampa Energía, cuya primera OPA para recomprar acciones quedó desierta por el bajo precio ofrecido a sus tenedores. La segunda fue con un precio superior, pero aún no se conocen sus resultados.

En la misma situación está Telecom, cuyo paquete mayoritario está en manos de Fintech desde el año pasado. Hace algunas semanas, la Comisión Nacional de Valores (CNV) aprobó en lo formal la OPA que lanzó el fondo del multimillonario David Martínez.

En tanto, Clarín está en vías de lanzar una OPA en el marco de la reestructuración que atraviesa el grupo multimediático.

Otra de las que pasa por el mismo proceso es Solvay Indupa, de la que el estado es dueña del 16% de su capital social.

“El precio de las acciones que quieren ser recompradas lo fija una comisión independiente y debería estar en línea con el mercado”, explicó a este diario Sebastián Maril, de Research for Traders.

“Hasta un determinado plazo quienes se desprenden de las acciones reciben dinero o acciones de otra empresa”, precisó. Con la decisión de desprenderse de acciones vía OPA, el Gobierno evitó eventuales conflictos con el sector privado, ya que, dado el volumen que maneja, si salía a vender al mercado hubiera desplomado los precios y con ello afectado los intereses de los empresarios.

Una manera de evitar esto hubiera sido ofrecer la recompra de las acciones en manos del FGS a los participantes mayoritarios, sin la participación del público, pero en la Anses también descartaron esa alternativa.

Las prioridades del FGS

El titular del multimillonario fondo estatal, Luis María Blaquier, explicó ayer en un seminario organizado por la calificadora Moody’s que el dinero del FGS está enfocado en financiar proyectos de infraestructura, energía convencional y renovable y créditos hipotecarios. En ese marco, ratificó que la semana que viene aportarán u$s150 millones para los gasoductos troncales de Córdoba, que la provincia devolverá con el dinero de la coparticipación.

Fuente: BAE Negocios

Te puede interesar